Conceptos para principiantes: los "freeroll"

El mundo del poker sigue en auge, sigue ascendiendo en su particular batalla popular entre casas de apuestas como bwin poker. Cada vez son más las personas que se aficionan a este juego de cartas. La nueva actualización de la Ley del Juego permite que cada vez más los medios de comunicación, especializados o con secciones esporádicas, ofrezcan a la gente, usuarios profesionales o domésticos, contenidos dedicados al poker.

Evidentemente, se trata de un juego lleno de conceptos, de reglas, de movimientos, que le convierten en líder del mercado en la actualidad, tanto a nivel presencial en torneos como a nivel online, donde está viviendo un auténtico esplendor.

Entre algunos de los conceptos más utilizados se encuentra el "freeroll". Sobretodo a nivel online, donde la accesibilidad se multiplica, se utiliza mucho el término freeroll, haciendo referencia a un torneo con premios patrocinados, así que no hay que pagar para jugarlo. Es decir, empresas que ofrecen la posibilidad de disputar torneos para satisfacer las necesidades del jugador, sin estar obligado a tener que invertir cantidades primero, antes de iniciar. Eso sí. Se trata de torneos patrocinados por la empresa en cuestión, que no obliga a nada al jugador, pero que en cambio sí ofrece la posibilidad de ganar y obtener premios si el usuario acaba entre los primeros puestos. Es una de las formas más predominantes y que más movimientos producen cada año entre los jugadores de poker.

Aunque algunas empresas ofrecen "freerolls" para nuevos usuarios, la mayoría de los bonos consiste en añadir una cantidad extra al dinero que un cliente ingrese. Por ejemplo, bwin tiene un freeroll de verificación con premios de hasta 500 euros para nuevos jugadores, su bono más popular es el que da 50 euros para 50 euros de depósito del cliente.

El término freeroll también puede hacer referencia a la situación en la que dos jugadores tienen manos de igual fuerza durante una partida.

Sin duda alguna, es la mejor manera de iniciarse en el mundo del poker a nivel online, puesto que no precisa de inversiones para el jugador, es más accesible y rápido que cualquier torneo en casino, y al fin y al cabo cumple las misiones de aprendizaje y beneficios que el jugador en cuestión se marca.